• La Jornada del Campo 121 – LA MILPA EXTENDIDA

    La Milpa Extendida

    http://www.jornada.unam.mx/2017/10/21/delcampo.html

     

    IN TAOL YEJUA TOTAKUALTZIN

    IN TAOL TONEMILIS

    (El maíz es nuesto alimento)

    (El maíz es nuestra vida)

    jornada 121-b

    Diez años haciendo milpa

    La Jornada del Campo acaba una década de trajinar por rumbos rurales. El tema del primer número, aparecido el 9 de octubre de 2007, fue: “Sin maíz no hay país”. Haciendo milpa, y la portada y las páginas centrales mostraban una itinerante planta de maíz que recorría la ciudad: el Zócalo, el Monumento a la Revolución, el Palacio de Bellas Artes, una estación del Metro…

    Hoy el tema del mes es La milpa expandida y algunas de las imágenes muestran a los rescatistas que se movilizaron en el entrañable DF, en respuesta espontánea al temblor del 19 de septiembre; personas tan diversas entreveradas en un propósito común, chilangos haciendo milpa.

    En un artículo titulado No está el maíz para esquites, escribía yo entonces: “Contigo la milpa es rancho y el atole champurrado. Más que hombres de maíz los mexicanos somos gente de milpa”.

    Y dos lustros después, en este editorial vuelvo a la querencia reincidiendo sobre lo que significa hacer milpa, un concepto que va mucho más allá del prodigioso policultivo mesoamericano.

    Recordábamos en ese primer número la leyenda mexica de los soles, que contra lo que se piensa no es maicista sino netamente pluralista:

    “Entonces tuvo lugar el robo del maíz, nuestro sustento, por parte de los tlaloques. El maíz blanco, el oscuro, el amarillo, el maíz rojo, los frijoles, la chía, los bledos… nuestro sustento”.

    En el presente número hacemos un recorrido no sólo por la diversidad agrícola que encubre el concepto milpa, sino también por la pluralidad de pensamientos, prácticas, relaciones sociales y modos de ser que engloba nuestra terca voluntad de seguir haciendo milpa. Un paseo por lo que hemos llamado la milpa expandida.

    El maíz es una planta, la milpa es una siembra en que se entreveran múltiples especies, hacer milpa es un modo de vida o, si queremos ponerles más crema a nuestros tacos, digamos que hacer milpa es un paradigma civilizatorio.

    Los pueblos son lo que comen y la forma en que lo cultivan. Hay culturas del trigo o del arroz, plantas que se prestan al monocultivo de gran densidad. El maíz, en cambio, busca la convivencia. El maíz pide milpa, necesita y agradece la convivencia con el frijol, la calabaza, los chiles y otras decenas de especies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *